14.5.10

Romeras y olé




Me voy al pueblo esta tarde. Con Lady Haridian. De romería.

"Iba yo de romería y me cogiste de la mano..." (como no me coja de la mano mi mamá...)

Cuando la invité, L.H. me hizo dos preguntas:

1. ¿Cómo tengo que ir vestida?
2. ¿Cuánto hay que andar?

Y es cuando pensé que igual la romería de mi pueblo no es tan normal.

1. Allí no vamos vestidos de traje regional, ni nos ponemos flores en el pelo (bueno, nosotras a veces sí, pero porque somos un poco payasas, también nos ponemos pañuelos de moneditas), ni siquiera todo el mundo lleva camisetas de peñas. De hecho el año pasado mi amiga C. fue con tacones. Se va con los vaqueros más viejos que tengas, las zapatillas más andrajosas y una camiseta muy, muy de todos los días. Total, vas a acabar lleno de barro.

2. Se va en coche. No se hace en una ermita, se celebra en un pueblo abandonado. Es un poco complicado; resumiendo mucho la leyenda dice que mi pueblo se crea porque los habitantes de "el abandonado" tuvieron que dejarle por una plaga de termitas y se funda el nuevo. No es cierto, investigando un poco en papeles antiguos puedes ver que ambos coexistieron durante al menos dos siglos. Al final, toda la población acaba en el actual, lo más lógico es pensar que porque es por donde pasaban los caminos para ir a Guadalupe. Sin más. El caso es que el Santísimo Cristo al que honramos sin cesar estaba en el pueblo abandonado y cuando se van los últimos, se le llevan al nuevo, porque les daría cosica dejarle ahí solo. Y una vez al año se le lleva allí de visita a su casa. Una vez al año el Cristo se va pa su pueblo.
El Cristo va en una KV (DKW) o en un camioncillo adornado con flores, desafiando la gravedad por la carretera y luego por el carril. Cuando llueve le ponen un impermeable amarillo (que no es coña, que yo lo he visto). Los demás vamos detrás en romería... de coches.

Allí quien más quien menos tiene un corralillo o una casilla (nosotros tenemos) y comes dentro, vamos, que no es lo típico de las carretas o de las mantas de cuadros.

Bajas a las 11 más o menos y te tomas las cañas. Comes a las 2, te tomas el digestivo, y ya sigues con el digestivo hasta que te vas, que va desde que se pone el sol hasta las 12 o la 1. La gente se pilla unas moñas que flipas, vamos. Todos. Los chicos y los grandes (bueno, los muy chicos y los muy grandes, no suelen). Botellín de cerveza: 1 euro; copa exportación: 3,50.

Ah, también rifan dos chivillos (vivos). Que compras la papeleta por cumplir y luego te pasas todo el día acojonado por si te toca.

Y hay verbena, y dos señores de traje regional que tocan jotas y cosas de esas, y una procesión, y una barra de los kintos y otra de la asociación de mujeres, y puestos de moros (que no hay chinos, que solo fue Usun Yoon y la asustaron), y castillos hinchables, y señoras que dicen oyoyoyoy y "qué gorda y qué hermosa estás", y baños públicos malolientes, y gente alérgica al borde del colapso, y un río, y gente fumando canutos entre las jaras, y muchos "sol y sombra", y alguna pelea, y caballos, y primerosbesos escondidos en los matorrales, y dos o tres coches que se salen del carril a la vuelta.

Pero ya os contaré que tal...


1 comentario:

Nocturnia dijo...

Me alegra que te gusten mis fotos. Mi favorita es la última. Esa calle siempre me ha encantado.

A ver si actualizas, que si no es por el blog no sé nada de tu vida.